TU y cervezas SAN FRANCISCO, unidos con el deporte

La cerveza artesana, por su composición y características, ingerida en dosis moderadas por personas adultas puede suponer una bebida alternativa al agua para rehidratarse después de practicar deporte.

Una vez finalizada la práctica de deporte es fundamental rehidratarse para garantizar el bienestar y preservar la salud, consiguiendo que la actividad física resulte satisfactoria.

Las bebidas fermentadas, como la cerveza, están incluidas en el texto de la Pirámide de la Dieta Mediterránea de la UNESCO como Patrimonio Intangible de la Humanidad.

 La cerveza es parte de un estilo de vida saludable como la dieta mediterránea actual. La Pirámide de la Alimentación Saludable, referencia nutricional en España recomendada por la Sociedad Española de Nutrición Comunitaria-SENC  y la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria-SEMFYC, incluye las bebidas fermentadas (cerveza, vino) como parte de la dieta, de forma opcional y moderada para los adultos.

Un consumo moderado de cerveza es de 2 a 3 cañas al día para los varones y de 1 a 2 cañas para las mujeres. Hay que tener muy presente que la ingesta de cualquier bebida alcohólica, en cualquier cantidad, es incompatible con la conducción de cualquier tipo de vehículo o maquinaria. Tampoco se aconseja la ingesta de alcohol a las mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, así como a las personas con tratamiento médico incompatible con el etanol; además el consumo de alcohol a menores de 18 años está prohibido en nuestro país.

Cervezas SAN FRANCISCO quiere difundir en la sociedad los beneficios de un consumo moderado de cerveza después de la práctica de deporte como una vía de rehidratación alternativa al agua; para ello patrocinará eventos deportivos que compartan esta misma filosofía.

null